México estuvo inmerso en la carrera espacial

El 1957, cuando el Sputnik era lanzado por la Unión Soviética, en San Luis Potosí se construía el primer cohete

Posted  1,454 Views updated 4 years ago
Image

Las primeras prácticas de México en materia espacial se remontan a 1957, el mismo año en que el primer satélite artificial, el Sputnik, era lanzado por la Unión Soviética (el 4 de octubre) y daba comienzo la carrera por la conquista del espacio. En la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, unos meses antes información técnica sobre la construcción de cohetes había llegado a manos del director de la Escuela de Física, Gustavo del Castillo.

Observando los datos, pensó que la construcción y diseño de cohetes estimularía en los estudiantes su gusto por la física experimental, así se inició un modesto proyecto para el desarrollo de cohetes que pudieran ir más allá de las nubes.

Cuando la Unión Soviética inauguró la era espacial, el grupo de profesores y estudiantes potosinos ya trabajaba en el desarrollo y construcción de un cohete propio. A 14 kilómetros de la ciudad de San Luis, en el costado de un campo de golf, una reja de alambre de púas separaba la propiedad privada del terreno donde se realizaba el primer intento por elevar un cohete de combustible sólido. Era noviembre de 1957 y el cohete estalló sin elevarse de la torre de lanzamiento un solo centímetro.  

No fue sino hasta el 28 de diciembre, un mes después, cuando hubo el primer lanzamiento exitoso: el cohete de 8 kilos de peso y 1.70 metros de largo se elevó 2,500 metros. Por primera vez en México se lanzaba un cohete con propósitos científicos. Cuatro meses más tarde se llevó a cabo el segundo lanzamiento; ya incluía avances importantes, como desplegar un paracaídas cuando el cohete iniciara el descenso, esto lo convertía en una sonda recuperable para realizar estudios a elevadas alturas.

En la Ciudad de México, por su parte, un grupo de científicos coordinado por Walter Cross Buchanan, secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), se reunía para evaluar la posibilidad de construir cohetes impulsados por combustible líquido. Luego de dos meses se comenzó a diseñar uno que utilizaría alcohol etílico como combustible y oxigeno líquido como carburante (la idea era aprovechar algunas de las experiencias de los alemanes durante el desarrollo de los cohetes V2). En tres meses, de mayo de 1958 a julio de 1959, en un modesto taller de la colonia Portales, fue construido; medía 4 metros de largo y 40 cm de diámetro, con un peso de 200 kilos. Las pruebas estáticas del motor se realizaron en las proximidades del pueblo de San Bartolomé, en la sierra de Xochimilco.

El SCT1 fue lanzado afuera de la hacienda La Begoña, en Guanajuato, el 24 de octubre de 1959. Alcanzó los 4,000 metros de altura. Casi un año después, el 1 de octubre de 1960, sería lanzado el SCT 2, que incorporaba adelantos como el uso de aletas inferiores y superiores para mayor estabilidad en el vuelo. Llegaría a una altura de 25 kilómetros.

Con tales éxitos se creó por decreto del presidente Adolfo López Mateos, el 31 de agosto de 1962, la Comisión Nacional del Espacio Exterior (CNEE), que coordinaría todos los esfuerzos y absorbió al grupo inicial. En 1962 se realizó el lanzamiento del primer cohete de combustible sólido, el Tototl, que alcanzó una altura de 22 km. Después aparecerían los Mitl, con una capacidad de carga útil de 8 kilos. El primero de esta serie fue lanzado en 1967 y alcanzó una altura de 50 km; en 1975 subiría el Mitl 2 a 120 km (también se experimentó con cohetes pequeños, los Tlaloc, para la creación de lluvia, y cohetes de dos etapas). Estos lanzamientos se efectuaban desde un camión-rampa en el municipio de Cuajinicuiiapa, Guerrero, donde incluso en los años 70 se comenzó la construcción de una base de lanzamiento de cohetes.

Con la CNEE México adquirió experiencia en áreas como la investigación básica y aplicada, diseño y construcción de cohetes sonda, satélites, globos sonda, bioingernieria, percepción remota, medicina espacial, telecomunicaciones, robótica y aeronáutica; sin embargo, fue disuelta en 1977 por el presidente José Lopez Portillo, desde entonces México entraría en un rezago tecnológico que lo ha llevado a depender de los avances extranjeros.


infoclear

Your reaction?

0
LOL
0
LOVED
0
PURE
0
AW
0
FUNNY
0
BAD!
0
EEW
0
OMG!
0
ANGRY
0 Comments